10 Remedios caseros útiles para aliviar el dolor de oído

Tener las vacunas al día.
Lavarse las manos frecuentemente para evitar la transmisión de gérmenes.
No exponer a los menores al humo del tabaco ni a ninguna otra fuente de humo.
No acostar al bebé a dormir con el biberón.
Evitar el contacto con personas o niños enfermos.
Aunque estas medidas pueden ayudar a calmar el dolor de oído, recuerda que no sustituyen a ningún tratamiento médico. Consulta a un doctor antes de aplicar cualquiera de estos remedios, ya que el canal auditivo es muy sensible, e introducir cualquier sustancia en él puede provocar alergias o empeorar la condición.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies