Cómo poner tus hormonas en modo «perder peso» y quemar la grasa

El cortisol es una «hormona del estrés», que afecta al azúcar en la sangre, regula el metabolismo y controla el equilibrio de agua y sal. Cuando estamos estresados, el cortisol estimula al cuerpo para almacenar grasa alrededor de los órganos vitales, explica Shawn Talbott, en un artículo para Prevention. Este proceso libera ácidos grasos peligrosos en la sangre, que a su vez elevan los niveles de colesterol e insulina. Para controlar los niveles de cortisol, da un paseo durante la hora del almuerzo, come lentamente, reduce el consumo de cafeína y procura dormir un mínimo de 7 horas.

La leptina es la «hormona del hambre» y está directamente relacionada con la grasa corporal y la obesidad. Esta hormona se libera de las células de grasa y es tan poderosa que, en realidad, puede tener un efecto a largo plazo sobre la cantidad de comida que nuestro cuerpo necesita para sentirse saciado. Breaking Muscle explica que las mejores maneras de mantener los niveles de leptina bajo control es evitando los alimentos azucarados y procesados, descansar bien por las noches y llevar a cabo un entrenamiento de alta intensidad a intervalos regularmente.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies