Estas Son Las Posturas Que Harán Que Ella Disfrute Por Mucho Más Tiempo

Estas Son Las Posturas Que Harán Que Ella Disfrute Por Mucho Más Tiempo

Algunas posturas, que no son tan conocidas, pero muy exclusivas que con seguridad harán que lleves a tu pareja fuera de este planeta.

El hombre disfrutará de tener el encuentro íntimo de su vida, y la mujer por su parte alcanzará el clímax en un abrir y cerrar de ojos. Todo será tan rápido e intenso que, aunque no sea multiorgásmica o trigasmica, la hará llegar tantas veces como tú quieras. ¿Estás listo para aprobar esta materia con un “Felicitado”? sin más preámbulos amigo, vamos a ello.

1) TAC

Probablemente nunca hayas de ella. No te preocupes aquí te pasamos el dato que necesitas. Si no conoces la Técnica de Alineación (TAC), hoy es el día para aprenderlo. Básicamente se trata del misionero que todo el mundo conoce, pero con una variante en la posición, pues esta aumenta la estimulación. Es tan satisfactoria que resulta infalible para todas las mujeres, incluso para esas a quienes normalmente les cuesta llegar al orgasmo. La ejecución se da de la siguiente manera, ella debe estar tumbada boca arriba y tú te colocas encima, las piernas de ella van estiradas entre las suyas. Suena complicado, sigue estos pasos, comienza con la postura clásica del misionero, ella con las piernas abiertas, la penetras y luego proceden a adquirir la posición de piernas estiradas. Tu pene llegará hasta lo más profundo, mientras tanto tu hueso pélvico rozará con cada movimiento su parte intima. Parece fácil, pero no pierdas cuidado, trata de hacerlo bien. Es necesario que realices movimientos sutiles pero hondos y que busques mantener el mayor contacto con todo el cuerpo de ella.

La fricción con el punto G provocará enorme placer a tu pareja, ella puede contraer además los músculos de su suelo pélvico para provocarte una sensación única. Podrán llegar numerosas veces al orgasmo en la misma relación sexual.

2) Invertido

Te consideramos un profundo conocedor en cuanto a la técnica oral respecta, pero no te pongas límites, así que vamos a potenciarla para que ella tenga múltiples placeres. La mujer se pondrá recostada en la cama, boca abajo, con las piernas algo abiertas y tú debes ir con tu boca entre sus piernas a tope para alcanzarla y con ella abarcar toda su zona genital. Literalmente tendrás la cabeza metida en su zona baja.

Cuando llevamos a la práctica el sexo oral comúnmente lo hacemos por delante, es por eso que con esta variante al sentirte por las espaldas le provocará una sensación novedosa y ardiente.

Para llevar el placer al máximo, debes colocar una almohada debajo de su vientre, lo que le ayudará a levantar el trasero, con eso tendrás una visión panorámica y un mejor acceso a su vagina. Comienza besándole suavemente toda su espalda tómate tu tiempo y disfruta, y baja poco sus nalgas, acarícialas, mordisquéalas, pásale enteramente tu lengua, mientras tu mano roza su vagina, cuando sientas que es el momento, ve al centro directamente con tu boca. Una vez allí, haz lo que mejor sabes.

Presta atención que esta postura tiene truco. Si quieres que ella en vez de que llegue una vez, se venga hasta cinco en lapso corto de tiempo, recurre indefectiblemente a lo antes citado, “utiliza las manos”. No es necesario que la metas hasta dentro, con solo rozar sus partes por fuera, mientras le besas la zona, ya le estarás provocando bastante placer a ella.

3) La silla mixta

Ellas consideran a esta una de las mejores posiciones, si no es una de las más preferidas ya que con ella tiene el control absoluto del acto sexual. Tú debes estar sentado en una silla o en el borde de la cama, y ella debe sentarse sobre ti, puede ser de frente o de espaldas como mejor la quieran probar, o incluso podría ser un rato de cada forma. En esta posición tu pene le llegará hasta el fondo y estimulará zonas que ni ella sabía que existían. Ella con sus manos puede estimularse a sí misma, o puedes echarle una mano tú si así lo deseas.

La función incrementa su intensidad si ella mantiene las piernas dobladas justo en un ángulo recto, también debe estar lo suficientemente cerca de ti como para poder controlar los ritmos agarrándose de tu cuerpo. Según vayan acercándose al clímax, la regularidad de los movimientos aumentará naturalmente. Puede ser cansador si carecen de práctica así que puedes facilitarle el movimiento tomándola por las caderas para darle impulso.

La vista que vas a tener en esta posición es considerada privilegiada por la mayoría de los hombres ya que le ofrece un ángulo interesante de los pechos, si está de frente, que van saltando al compás de cada embestida y los cuales puedes acariciarlos y apretarlos o chuparlos para potenciar y aumentar la excitación. Cuando la tengas de espaldas, puedes tomarla por los pelos o los senos, también la puedes acariciar su vientre. Te puedo prometer que querrás pasar el resto de tu vida ahí sentado viéndola y sintiéndola, pero te lo aseguro, ella lo querrá más aún.

Avatar

admin

Loading Facebook Comments ...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies