Formas de descubrir el carácter débil de una persona, nada más al conocerla

Si te resulta difícil decir “no”, entonces, la psicoterapeuta Diane Barth recomienda comenzar poco a poco: en vez de negarse, aprende a hablar con rotundidad sobre lo que deseas. Por ejemplo, si te ofrecen café, puedes decir: “Gracias, pero preferiría un vaso de agua”.

7. Exagera y se hace daño a sí mismo

La autoagresión, o comportamiento autodestructivo, es un mecanismo de defensa muy perjudicial. A menudo, se ven afectados por esto niños que han experimentado momentos difíciles, aunque a veces los adultos también se quedan atrapados en este estado: comienzan a exagerar ante la menor dificultad, se culpan por los errores, etc. Por cierto, la autohumillación, el daño físico autoinfligido, el entusiasmo excesivo por sensaciones peligrosas como los deportes extremos, incluso unos simples golpecitos con los dedos en la nariz, son también los resultados del funcionamiento de este mecanismo.

8. Teme expresar emociones

Para mostrar abiertamente tus emociones, necesitas tener suficiente fuerza mental. No hay nada de vergonzoso en llorar, por ejemplo, si esto no se hace de forma artificial. No en vano, en nuestra cultura se ha convertido en una costumbre ocultar los sentimientos, dado que esto es un síntoma de buena educación y moderación. Pero esconderse bajo una máscara constantemente significa tener miedo a que te juzguen, por lo que uno acaba aislado del mundo exterior.

9. Renuncia a pedir ayuda

En situaciones difíciles, a veces es más inteligente buscar apoyo en los amigos y compañeros con más experiencia, conocimientos y formación. Pero para algunas personas, pedir ayuda significa reconocer su debilidad, la cual ocultan diligentemente. Además, establecer la comunicación también es una tarea, por lo que las personas inseguras en sí mismas tratan de evitar el trabajo en equipo. Gretchen Rubin, autora del exitoso libro Objetivo: felicidad, considera que la capacidad de pedir ayuda es el principal secreto de la madurez.

10. Busca excusas lógicas a sus acciones

La racionalización nos ayuda a encontrar causas razonables a la aparición de una situación negativa y hacer frente así a las emociones. De este modo, calmamos nuestros sentimientos con la mente para no experimentar dolor, miedo o arrepentimiento. Pero, por otro lado, nos engañamos a nosotros mismos y en vez de abordar el problema, nos convencemos de que somos lo suficientemente buenos y alguien más tiene la culpa. Es mucho más fácil encontrar una explicación supuestamente lógica para todo en vez de mirar analizar nuestro interior.

11. Cambio frecuente de posturas buscando un punto de apoyo

El especialista en descubrir mentiras, Paul Ekman, escribe que si durante una conversación, el interlocutor muestra una amplia gama de posturas sin motivo alguno, esto revela inmadurez general de su personalidad. Un cambio frecuente del pie de apoyo y posiciones de los pies muestra una falta de firmeza en el carácter, baja autodisciplina y poca fiabilidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies