Gastronomía salvaje, podría ser el origen del coronavirus

La gastronomía asiática y salvaje podrían ser el origen del coronavirus pero es algo que va con la costumbre de esa región de Asia.

Las redes sociales hierven estos días con fotos de ciudadanos chinos con mascarilla… pero también devorando ranas crudas, tomando sopa de murciélago, comprando ratas braseadas en los mercados. «¿Cómo no van a contraer virus si comen gatos, perros, murciélagos, culebras y ciempiés?», se preguntan algunos.

Después de conocerse que el mercado de marisco de Wuhan, en el centro de China y donde se comerciaba con animales salvajes de manera ilegal para su consumo, podría haber sido el foco de contagio del coronavirus, han proliferado mensajes relacionados con la gastronomía que alimentan el estigma contra la comunidad china.

Es cierto que, en determinadas ocasiones, los chinos consumen animales exóticos, pero ni se trata de una práctica generalizada ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado que ese sea el foco de la infección ni es posible contagiarse solamente por consumir estas especies salvajes.

¿QUÉ COMEN LOS CHINOS REALMENTE?

En un país de 1.400 millones de personas, no es apropiado afirmar que los chinos «comen de todo»: el consumo de animales considerados «exóticos» -perros, ciervos, pangolines, serpientes- es una práctica que existe, pero que solo se da en algunas zonas del país y en ocasiones muy determinadas.

¡Mira Esto!  'Outlet Challenge': el nuevo y peligroso reto viral con enchufes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *