La lluvia está sanando las heridas de Australia. Un tercio de los incendios fueron apagados por ella

De los cerca de 60 focos de incendios que ardían sin control por el territorio de New South Wales, cerca de 20 fueron extinguidos por una seguidilla de lluvias continuas que cayeron sobre la isla de los kanguros y AC/DC, como detalló la BBC. El sector llevaba sufriendo de sequías constantes por años, situación que facilitó la aparición de los focos de incendio. Las lluvias no son la solución definitiva, pero al menos es un comienzo esperanzador para tratar con el fuego.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies