Las emociones negativas no existen, y te contaremos por qué

Con las emociones mal consideradas “negativas” sucede algo parecido. Por más que nos molesten, nos sirven para mantenernos alerta, para preservarnos, para saber que algo no anda bien y que es necesario cambiarlo. Emociones como el miedo, el dolor y la ira han sido fundamentales para que el ser humano sobreviva y logre progresar.

El miedo

Mucha gente relaciona el miedo con la cobardía. Si sientes miedo, entonces eres cobarde. Sin embargo, no es así. Una persona valiente no es aquella que no conoce el miedo, sino aquella que, aun sintiéndolo, decide enfrentarlo, pero tomando los recaudos necesarios.

Un boxeador sin miedo, por ejemplo, le daría demasiada ventaja a su contrario. Se convierte en su propio enemigo. Queda desamparado, a la deriva de su propio desenfreno.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies