Los brazos son una necesidad básica del bebé, como comer o dormir

Hay toneladas de consejos sobre la alimentación en bebés y otra tonelada más sobre cómo ayudarlos a dormir mejor, así como de teorías varias sobre por qué se despiertan tantas veces durante la noche, a lo que no hay más explicación que decir que es un proceso evolutivo y el único remedio es la paciencia.

Nadie discute que comer y dormir son necesidades básicas de los bebés, pero con los brazos no sucede lo mismo, y sin embargo también lo son. Es esencial para el desarrollo de los pequeños, tanto a corto como largo plazo, sentir el contacto, el calor y la seguridad que le aportan, desde el nacimiento, los brazos de mamá y papá.

No es un capricho, es una necesidad

Todavía hay quien sigue creyendo que por cogerlos demasiado en brazos los bebés se “acostubran” como si fuese algo malo, y como si los niños tuviesen que crecer, por su bien, lejos de la protección que le proporciona el calor humano de sus principales cuidadores.

¿Es absurdo, verdad?. Nadie imagina a una perra lejos de sus cachorros ni a una mamá osa lejos de sus oseznos. Es el instinto natural. Las madres no solo proporcionan a sus crías alimento, sino también protección, calor, cariño y contención.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies