Masajes para bebés: cómo relajarlos, paso a paso

Igualmente, es preferible eliminar cualquier objeto de distracción para el bebé, así como huir de ruidos y otros estímulos auditivos, de manera que el bebé pueda concentrarse mejor en nuestras palabras. También es una buena idea poner hilo musical que invite a la relajación.

  • Desde la Asociación Española de Masaje Infantil recomiendan utilizar un aceite preferentemente orgánico, vegetal (por ejemplo, el de almendras) y sin perfume, sobre todo los primeros meses, con el fin de establecer el vínculo afectivo a través del olfato.

Se recomienda utilizar aceite en lugar de crema para que las manos resbalen mejor por el cuerpo, y la consistencia no sea tan espesa. Así mismo, no es recomendable dar el masaje sin utilizar ningún producto, puesto que la fricción de las manos directamente sobre la piel del bebé podría molestarle e irritarle.

  • Antes de proceder, debemos lavarnos bien las manos y quitarnos cualquier pulsera o anillo que llevemos puestos y que pueda dañarle o incomodarnos a la hora de dar el masaje.
  • El aceite no se aplicará directamente sobre el cuerpo del bebé, sino que nos echaremos unas gotas en la palma de nuestras manos y lo calentaremos previamente antes de comenzar a masajear. También debemos vigilar que nuestras manos no estén frías a la hora de posarlas sobre su cuerpo.
  • Para recibir el masaje, el bebé deberá estar tumbado boca arriba en una superficie cómoda y estable, como por ejemplo la cama, una colchoneta sobre el suelo, o haciéndole una cunita con nuestras piernas. La persona que va a dar el masaje se colocará en frente, para establecer un buen contacto visual.
  • La presión que debes ejercer con los dedos a la hora de dar el masaje se irá modulando conforme el bebé vaya cumpliendo meses y ganando tono muscular, sabiendo diferenciar también aquellas partes del cuerpo susceptibles de masajear con una mayor presión, de las que no.

El masaje del bebé en 19 pasos

Después de haber llevado a cabo todos los pasos y recomendaciones anteriores, procederemos a dar el masaje a nuestro bebé de la siguiente forma:

Para empezar…

Coloca suavemente las manos sobre su tronco durante unos segundos. De esta forma, el bebé se acostumbrará a tu tacto y a la larga acabará interpretando esta señal como el inicio de un masaje.

 

Extremidades inferiores

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies