Mi hijo muerde o pega a otros niños: ¿qué puedo hacer?

A continuación podemos pedirle al niño que tenga una actitud reparadora con el amigo al que ha agredido, interesándose por él, pidiéndole perdón, dándole un abrazo… Pero es preferible no forzar este momento, y si nuestro hijo no quisiera hacerlo podemos hacerlo nosotros para darle ejemplo (al tiempo que consolamos al pequeño agredido).

En caso de que los niños sean un poco más mayores, cuando ambas partes se hayan calmado, podemos animarles a solucionar el conflicto que hayan tenido de manera respetuosa, invitándoles a dialogar y a encontrar soluciones que reparen lo ocurrido.

3) Valida sus sentimientos

Sentir ira, venganza, miedo, nerviosismo, inseguridad, celos… está permitido, pero no así la forma de canalizarlos cuando se atenta contra los demás. En este sentido, desde la calma debemos arropar y sostener también al niño que agrede, pues dejándolo solo en su sentir no le estaremos enseñando a gestionar correctamente sus emociones.

Por ejemplo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies