Por qué la gente culpa a la víctima por una desgracia, y no al criminal

Por qué la gente culpa a la víctima por una desgracia, y no al criminal

“¡la culpa es tuya, no deberías haberte casado con un tirano!”, “¡tenías que avistar a tu alrededor cuando cruzaste la carretera!”, “¡si no presumieras de tu nuevo teléfono no te lo habrían robado!”, A menudo, las cabezas reaccionan a las exageraciones como si la perjudicada, deliberadamente, hubiera provocado lo sucedido. Pero, ¿son justas estas afirmaciones? Y, ¿por qué son tan comunes? Sorprendentemente, la respuesta radica en el anhelo humano de que reine la justicia.

Fe en un mundo justo

La fe en un mundo justo, o la Teoría del Mundo Justo, es un trastorno cognitivo que se basa en el hecho de que las personas reciben lo que merecen en base a sus cualidades y acciones. Es decir, la gente buena merece recompensas, mientras que la mala, castigos. En pocas palabras, la gente quiere creer que el mundo es justo. Y cuando se topan con acontecimientos que refutan esta afirmación, es más fácil para ellos relacionar los hechos con una “mala conducta” de la víctima. Es más fácil culparla a ella que reconocer que una tragedia así puede pasarle a cualquiera, independientemente de sus acciones.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies