Psicólogos recomiendan ser amigo de personas que dicen “palabrotas”

Psicólogos recomiendan ser amigo de personas que digan “palabrotas”

Las personas que son muy inteligentes ven el mundo y a la gente de manera dispar. Son muy competentes a la hora de formular una opinión y se aferran violentamente en defender su posición y las ideas que tengan. Están conscientes de acontecimientos y sucesos que pocos saben y les encanta formular palabrotas para hacerse entender, eso los hace únicos. Así que, contrario de lo que se cree, no son las habitantes menos educadas las que tienden a maldecir demasiado.

La mayoría tendemos a evitar a esas personas que se la pasan diciendo palabrotas porque creemos que no tienen las palabras suficientes para expresarse de forma correcta y que tienen un pensamiento limitado. Pues en un estudio la psicóloga, Kristin Joy de Marist College y el psicólogo Timothy Jay de Massachusetts College of Liberal Arts, aseguran que puede ser todo lo contrario.

En el estudio se muestra que las habilidades para inventar palabras de jactancia están altamente relacionadas con un alto vocabulario y fluidez. Y las personas con un coeficiente intelectual alto tienen ambos, así que son más propensos a idear nuevas palabrotas e insultos para diferentes ocasiones.

“Las personas que usan palabras tabú entienden su contenido expresivo general, así como las distinciones matizadas que deben dibujarse para usar las insultos adecuadamente. La capacidad de hacer una distinción matizada indica la presencia de más conocimiento en lugar de menos conocimiento lingüístico.”

Otra razón valiosa por la que es bueno hacerse amigo de personas que maldicen o insultan demasiado es que son increíblemente honestos. Un valor que se ha perdido muchísimo hoy en día entre las amistades. Esto lo asegura un estudio que analizó miles de estados de Facebook donde se utilizaban las malas palabras para engañar. Consiguieron datos sustanciales que indican que las personas honestas tienden a maldecir mucho.

Los psicólogos también aseguran que estos individuos se sienten mucho más cómodos al expresarse. Así que son mucho más fieles y conscientes de su personalidad que aquellos que no usan palabrotas o se abstienen por completo de decirlas. No fingen ser alguien que no son.

También se examinaron estudios de casos de delitos para evaluar el mismo rasgo, es decir, si las personas honestan usaban malas palabras y maldecían. Pues, los sospechosos inocentes tenían más probabilidades de maldecir que un culpable que negaba las acusaciones. Así que las personas que maldecían al dar sus testimonios, se les consideraba más creíbles.

Entonces, si tus amigos tienden a lanzar unas cuantas maldiciones o insultos bastantes creativos, es probable que sean muy inteligentes y tengan un corazón honesto. ¡Valóralos siempre!

¿Tienes amigos así?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies