Remedios caseros para la tos

Prepare una infusión de hojas secas de tomillo, y endúlcelo con miel, que ayuda también a suavizar la carraspera y el dolor de garganta.

Tómelo a cucharadas o sorbos (3 ó 4) varias veces al día. Lo ideal es que al finalizar el día haya ingerido aproximadamente un litro.

Además, puede inhalar, si lo desea, su vapor caliente (tras dejar reposar la infusión durante diez minutos): coloque un paño o toalla sobre su cabeza a la vez que la inclina acercándola al recipiente que la contenga y respire profundamente.

De esta forma humedecerá la mucosa de sus vías respiratorias y fluidificará las mucosidades (flema) facilitando el movimiento de los cilios de sus bronquios para su eliminación.

Salvia: inhalar vapores

Los vapores de salvia son especialmente buenos en la tos seca o irritante porque la frena al mismo tiempo que calma la irritación de la mucosa.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies