Según la ciencia, pelear con tu pareja podría ser saludable para ti y tu relación

Pelear con tu pareja podría ser saludable para ti y tu relación

En todas las relaciones hay atolladeros, pues la historia en pareja no siempre es obediente. Por supuesto, el amor todo lo puede, empero vivir juntos es un desafío en el que la convivencia diaria puede desencadenar más de una pelea. Sin embargo, la ciencia dice que eso no es del todo malo, y que incluso podría ser beneficioso para la salud.

El estudio

La Universidad de Míchigan realizó un estudio que reveló que las peleas maritales no son tan malas como se suele pensar. Los investigadores observaron a 192 matrimonios que llevaban más de 17 años juntos y los dividieron en cuatro categorías: en la primera estaban los que comunicaban su enojo; en la segunda y tercera estaban el cónyuge que expresaba su enojo mientras el otro lo reprimía, y en la cuarta estaban los dos cónyuges que no hablaban en absoluto de su enojo.

Los resultados

De las 192 parejas estudiadas, 26 suprimieron su ira, registrando 13 muertes en su grupo. En los 166 pares restantes, hubo 41 muertes combinadas. Esto quiere decir que, en el 27 % de esas parejas que reprimieron su ira, un miembro de la pareja murió durante el período de estudio, y en el 23 % de esas parejas, ambos cónyuges murieron durante el mismo tiempo. Eso se compara con solo el 6 % de las parejas donde ambos cónyuges murieron en los tres grupos restantes combinados. Pero el 19 % en los tres grupos restantes vio morir a un compañero durante el estudio.

El poder curativo de una buena pelea

Los resultados demostraron que, efectivamente, las parejas que ocultaban sus sentimientos sufrían más problemas de salud en comparación con las que comunicaban lo que sentían. Pues el estudio tomó en cuenta factores como la edad, el tabaquismo, el peso, la presión arterial, los problemas bronquiales, la respiración y el riesgo cardiovascular, aunados a la exposición de estrés y ansiedad.

Discutir para vivir más tiempo

El doctor Ernest Harburg, profesor emérito de la Facultad de Salud Pública de la UM, del Departamento de Psicología, y autor principal del estudio, dijo que discutir con la pareja no es el fin del mundo, y tampoco debería ser algo demasiado grave, siempre y cuando esté dentro del rango de lo saludable. Por lo general, los matrimonios que pelean buscan una reconciliación de sus diferencias, aunque algunas parejas ignoran el proceso de resolución de conflictos. La cuestión clave es buscar resolver los problemas.

Reprimir tu enojo no es lo más recomendable, pero tampoco lo es desquitar tu ira con tu pareja. Lo mejor es encontrar un equilibrio en el que ambos puedan hablar e intercambiar opiniones sobre sus propios sentimientos. Sin embargo, cuando las discusiones se salen de control y son irreconciliables, lo mejor es, siempre, buscar ayuda profesional.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies