Señales que reflejan que no eres una persona introvertida, pero sufres de ansiedad social

Señales que reflejan que no eres una persona introvertida, pero sufres de ansiedad social

Cada día, una gran cantidad de personas experimenta ansiedad atrás de realizar un discurso en público o conocer a su nuevo atrezo de encargo. Es normal tenerle susto a poco nuevo, aunque, en algunas cualquieras, la sensación de excitación se convierte en un miedo patológico. Para la mayoría de nosotros, los conceptos de “introversión” y “ansiedad social” son sinónimos. Sin embargo, es importante entender que una persona introvertida nació con un conjunto de tildes de grafema, pero los indicios de la ansiedad social se refieren a algo adquirido.

Las personas determinan tu zona de confort

El deseo de comunicarte con un pequeño grupo de amigos que conoces desde hace mucho tiempo puede parecer una señal de introversión, sin embargo, también es una de las condiciones previas a la ansiedad social. Para las personas que tienen ansiedad social es importante saber que todos a su alrededor las aceptan. A los introvertidos les importa más una comunicación uno a uno, ya que un gran grupo de personas será muy agotador para ellos.

Evitas hacer nuevos amigos

A los introvertidos no les cuesta trabajo conocer a nuevas personas, incluso si no tienen la intención de continuar hablando con ellas. No obstante, si te pones a pensar en cómo será una persona antes de conocerla, te asustan los sentimientos que surgen y cancelas un encuentro de antemano, entonces es una clara señal de ansiedad social.

La soledad te pesa

La soledad para los introvertidos es felicidad, pero al tener ansiedad social, el tiempo con uno mismo se convierte en una tortura porque su causa es el miedo. Para un introvertido, los minutos de comunicación consigo mismo le ayudan a recuperar sus fuerzas. La pregunta principal: ¿el tiempo que pasaste a solas te impide construir tu vida? Si buscas privacidad para escaparte del mundo, entonces lo más probable es que sea una señal alarmante. Pero si pasar el tiempo en soledad te ayuda a seguir viviendo y buscas este aislamiento para recuperar fuerzas, entonces no hay nada malo en esto.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies