Siempre elegimos al mismo tipo de persona como pareja, según un estudio

Siempre elegimos al mismo tipo de persona como pareja

Muy a menudo, dentro de nuestras amistades, podemos distinguir un metro a lo largo de sus trastornos de pareja; misma suerte de vistazos, altura, tipo de personalidad u ocupación. Sin embargo, todavía existen personas que aseguran no sostener un tipo y buscar todas las veces a una pareja que sea muy distinta de la anterior.

Así escogemos a nuestro compañero

Desde pequeños, según un estudio, los niños crean una imagen ideal basada en su madre o su padre, y es en esta imagen que se fundamenta su estereotipo para buscar a su pareja ideal. Se puede enfocar en la personalidad, afinidades físicas o cualquier otra cosa que tenga que ver con cualquiera de sus padres. Esta decisión puede verse afectada por el tipo de relación que exista entre el niño o niña y sus padres, y si ha sentido soporte emocional por parte de ellos.

Te elijo una y otra vez

En un estudio publicado en la Asociación Americana de Psicología, nuestra búsqueda de pareja está enfocada en un ideal; esto quiere decir que no importa cuántas personas pasen por nuestra vida, nosotros seguiremos basando nuestra elección de pareja en aquella imagen que hemos creado desde la infancia: aquella persona con la que queremos compartir nuestra vida, y la mayoría, si no es que todas las parejas potenciales, responderán a este estereotipo de manera inconsciente. Afortunadamente esto no es algo que no se pueda cambiar.

Los extrovertidos podrían ser la excepción

Este estudio también establece que aquellas personas más extrovertidas por lo general tienen más experiencia en sus relaciones sociales, y esto hace que tengan una mayor probabilidad de buscar perfiles distintos de esta imagen que creamos en la infancia y se de la oportunidad de establecer relaciones con personas que estén lejanas de ese ideal o de ir perfeccionando esta imagen hasta adaptarla a su personalidad adulta.

Los opuestos no siempre se atraen

Contrario a lo que se piensa acerca de la elección de pareja, en realidad no atraemos a nuestro perfecto opuesto para compartir nuestra vida, hacemos todo lo contrario. Nos sentimos más atraídos a la persona que nos recuerde más a nuestros propios hábitos, personalidad e incluso algunos rasgos físicos. Estas pequeñas afinidades algunas veces son imperceptibles a la vista de otras personas, pero son las que nos hacen establecer relaciones más largas y duraderas.

¿Qué factores nos hacen elegir al “indicado”?

Si bien elegimos desde pequeñas cómo nos gustaría que fuera el hombre con quien compartiremos nuestra vida y lo buscamos una y otra vez; existe aquel con el que estamos dispuestas a pasar largo tiempo de nuestra vida. Según una revisión de la Universidad Nacional de Australia, esta elección es tomada basándose en aspectos como la forma en la que se conduce con otros hombres, la atención que recibe de otras mujeres, fortaleza y rasgos físicos particulares que consideramos “heredables” o que incluso son similares en nuestra propia genética.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies