Tener mascotas en la oficina reduce el estrés y aumenta la productividad, según científicos

Las rutinas asociadas a las mascotas (pasear al perro, cambiar la arena del gato, ponerle agua al hámster, etc.) pueden ayudar a darte un merecido respiro, el cual, según estudios científicos, también aumentará tu creatividad y mejorará tu salud general.

3. Mejoran las relaciones dentro y fuera del equipo

¿Has notado que cuando tienes un perro es más fácil conocer personas en la calle? Esto se debe a que estas mascotas son un lubricante social. Una investigación llevó esta curiosidad al ambiente laboral y descubrió que las personas están más dispuestas a cooperar entre sí cuando un perro se encuentra presente.

La razón principal expuesta por el estudio es que las personas se encuentran de mejor ánimo cuando un perro está cerca, haciéndolas más propensas a socializar y confiar en otros. Esto no solo fortalece los lazos en el equipo; también permite crear relaciones poderosas con los clientes de la compañía, especialmente si estos son amantes de los perros.

4. Disminuyen las licencias por enfermedad

Si tu empleador tenía dudas de que tener mascotas en la oficina fuese una buena idea, este beneficio es uno de los más convenientes para la compañía. Los animales mejoran nuestro ánimo y esto impacta, en gran medida, en nuestro estado general de salud. Nos obligan a ser más activos, lo cual ayuda a disminuir el colesterol y los triglicéridos, y también pueden evitar que caigamos en depresión.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies