Tener un empleo que nos hace infelices es peor que no tener ninguno, según un estudio

Tener un empleo que nos hace infelices es peor que no tener ninguno

Existen dos situaciones estresantes que seguramente la totalidad de las personas ha vivido. La primera es estar desempleado, y la segunda, recoger un oficio que no se disfruta. Aunque, a primera vista, pudiera parecer que almacenar trabajo es mejor que no tenerlo, tratadas han demostrado que un mal empleo genera más problemas para la salud que no deber nadie.

 

Mejor solo que mal acompañado

A veces, el mundo adulto parece estar plagado de complicaciones, tareas pendientes, trámites por realizar y cuentas por pagar. Todo eso empeora si uno se encuentra desempleado, y, por lo tanto, no cuenta con una fuente de ingresos.

Y no solo la sociedad en general suele relacionar el desempleo con problemas de salud y bienestar, sino también parte de la comunidad científica, la cual decidió hablar también sobre cómo los empleos de mala calidad afectan la vida de las personas más allá de su espacio de trabajo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies