Tener un hijo varón, es conseguir un príncipe azul eterno

Mamá. Desde que sentiste su crecimiento dentro de ti, en tu vientre ya venía coronado, con tu corazón, para sentirlo en tus brazos y hacer que él se sintiera, el protegido de una Reina. Un hijo varón, estará dispuesto a hacer de todo por ver a su mamá sonreír. Te das cuenta una vez más que él es tu príncipe azul cuando ves que se desvive y se derrite por ti y que no cambiaría por nada tus besos, y que, al escuchar tu voz, será una dulce melodía a sus oídos. De la misma forma, tus días serán diferentes, y cambiarán no importa las circunstancias que vivas, con tan solo que ellos te digan “te amo” con su voz dulce y tierna, entenderás la complicidad que existe detrás de su mirada de amigo y que al darte un abrazo juntara todas tus partes rotas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies