Trucos que realmente ayudan a dejar de fumar y evitar la recaída

Trucos que realmente ayudan a dejar de fumar

Hoy en día tan pronto como se puede encontrar a una persona que piense que fumar es bueno. Se han dedicado muchos estudios científicos e profundizaciones al problema del tabaquismo, abundantes proyectos sociales tienen como objetivo ayudar al mundo a enfrentar este vicio. Pero, desafortunadamente, de algún estilo, este problema nos concierne a nosotros o a nuestros seres queridos.

Para aquellos que decidieron firmemente deshacerse de la adicción a la nicotina (después de todo, esto es una enfermedad y no es un “hábito”), recopilamos consejos útiles de personas comunes que les ayudaron a ellas o a sus seres queridos a dejar de fumar. Esperamos que también encuentres consejos que te sean útiles.

Si tienes tus propios métodos efectivos que te han ayudado a ti o a tus amigos, en Genial.guru te pedimos que los compartas en los comentarios, es probable que tu consejo ayude a alguien a recuperar la salud.

Comienza poco a poco. Determina el momento exacto en que fumarás tu último cigarro. Intenta elegir un período cuando no tengas situaciones de estrés grave (exámenes, cambio de empleo, etc.)

Limpia tu casa. Desecha o regala todos los ceniceros, encendedores, cigarros. Si las personas con las que compartes la vivienda fuman y no quieren dejar de fumar, pídeles que respeten tu elección y, si es posible, que no fumen en tu presencia al menos unos cuantos días.

Tan pronto como sientas las ganas de fumar, toma un vaso de agua.

Coloca un frasco transparente en tu escritorio y echa una moneda dentro del frasco por cada cigarro no fumado.

Deja de tomar café, al menos en la etapa inicial. Lo más probable es que conozcas el ritual asociado con una taza de café y un cigarro, definitivamente tendrás ganas de fumar si te sirves una taza de bebida vigorizante.

Al principio calmamos la necesidad de nicotina con comida, asegúrate de que los refrigerios que vas a comer sean útiles. Por ejemplo, pueden ser frutas secas, nueces, frutas frescas (con moderación).
Cuenta sobre tu decisión en las redes sociales. Este método es realmente efectivo porque, en primer lugar, probablemente te sentirás avergonzado delante de tus suscriptores si recaes. Y, en segundo lugar, definitivamente podrás obtener apoyo de otras personas que ya han superado este camino o que se encuentran en la misma etapa que tú.

Lee el libro de Allen Carr, Cómo Dejar De Fumar / The Easy Way to Stop Smoking, que ayudó a muchas personas (incluidas muchas celebridades) a combatir este vicio. Si no tienes tiempo para leer puedes ver la película con el mismo título.

Analiza las situaciones en las que fumaste cigarros con mayor frecuencia y trata de evitar las situaciones similares ya que pueden provocarte. Por ejemplo, cambia tu horario de trabajo para no ir a fumar con tus compañeros.

Espera un poco. Si sientes que estás a punto de recaer, distráete inmediatamente durante al menos 5 minutos. Los científicos aseguran que este tiempo es suficiente para que se te pasen las ganas de fumar. Y luego se encenderá la conciencia y tú te preguntarás para qué querías volver a hacerlo.
Trata de establecer el objetivo de dejar de fumar antes de irte de vacaciones o de cara al fin de semana. Vete de la ciudad con su alboroto. Por supuesto, sin cigarros. Lo más importante es recordar tu decisión cuando regreses a casa.

Visita el hospital más cercano donde se encuentran las personas con cáncer de pulmón. Pregúntales qué piensan sobre fumar y sus sentimientos. Un poco de terapia de choque te vendrá bien.
Método para los jugadores: apuesta una suma significante con tu amigo. Si recaes, tendrás que pagar. Pero sin hacer trampas.

Descarga la aplicación especial en tu teléfono que te ayudará a dejar de fumar (por ejemplo, para Android e iOS).

Si el deseo de fumar se vuelve insoportable, enjuágate la boca con agua o cepilla tus dientes. Si es posible, toma un vaso de leche. Después de estos procedimientos, el deseo de fumar suele desaparecer.

Pide a todos tus amigos que fuman, que no lo hagan en tu presencia durante al menos los primeros 2 meses. Y en el caso de que empieces a rogarles que te dejen hacer “solo una calada” que no te la dejen, sin importar cuánto pides.

Encuentra la resina de los árboles frutales (está disponible en tiendas especializadas) y mastícala cada vez que quieras fumar. Si no encuentras la resina, intenta usar un chicle normal y corriente.

Otro método muy extraño, pero efectivo. Tan pronto como tengas ganas de fumar, huele algo que tenga un olor extremadamente repulsivo. Si lo haces sistemáticamente, luego de un tiempo, el deseo de fumar te causará repulsión.

Hipnosis, acupuntura, psicoterapia: algunas personas realmente pudieron deshacerse de la adicción a la nicotina con la ayuda de estas técnicas.
Si solo de pensar en que tienes que dejar de fumar “por completo” te pones nervioso, intenta establecer metas insignificantes para ti mismo. Aguanta durante 2-3 horas, luego 12 horas, luego ve al bar con tus amigos y aguanta este período sin nicotina, etc. Y antes de que te des cuenta, ya pasarás un mes entero sin fumar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies