Trucos que realmente ayudan a dejar de fumar y evitar la recaída

Pide a todos tus amigos que fuman, que no lo hagan en tu presencia durante al menos los primeros 2 meses. Y en el caso de que empieces a rogarles que te dejen hacer “solo una calada” que no te la dejen, sin importar cuánto pides.

Encuentra la resina de los árboles frutales (está disponible en tiendas especializadas) y mastícala cada vez que quieras fumar. Si no encuentras la resina, intenta usar un chicle normal y corriente.

Otro método muy extraño, pero efectivo. Tan pronto como tengas ganas de fumar, huele algo que tenga un olor extremadamente repulsivo. Si lo haces sistemáticamente, luego de un tiempo, el deseo de fumar te causará repulsión.

Hipnosis, acupuntura, psicoterapia: algunas personas realmente pudieron deshacerse de la adicción a la nicotina con la ayuda de estas técnicas.
Si solo de pensar en que tienes que dejar de fumar “por completo” te pones nervioso, intenta establecer metas insignificantes para ti mismo. Aguanta durante 2-3 horas, luego 12 horas, luego ve al bar con tus amigos y aguanta este período sin nicotina, etc. Y antes de que te des cuenta, ya pasarás un mes entero sin fumar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies