Tus excesos esconden vacíos emocionales que debes curar

Tus excesos esconden vacíos emocionales que debes curar

Si sientes vacío emocional, es porque hay poco que no has conseguido corregir y que te produce cierta frustración. Si te sientes vacío, puede que quieras arruinar él y, por ende, empiezas a vivir ciertos excesos ya sea el trinque, largas horas en el estadio, comida, compras compulsivas, etc. Pero lo que has de saber es que, todo eso que haces para tapar tu vacío, no sirve de nada. Tu vacío sigue ahí e todavía puede que se haga también mayor.

Sentirte vacío, puede hacer que te bloquees emocionalmente y no seas capaz de enfrentarte a la realidad en la que vives. Tienes que luchar contra tu vacío. Sí, es difícil, pero llevar una vida de excesos, no es la solución que buscas.

Puede que sientas que estás en el interior de un oscuro túnel del que no eres capaz de salir, puede que te sientas indefenso, que no seas capaz de reaccionar, puede que sientas que ya todo está perdido y que, tu única salida es vivir con un exceso que hará que parezca que estás completo.

Empiezas a adquirir conductas que te producen placer pero que, inevitablemente se vuelven psicológicamente adictivas.

Sentirnos incapaces de afrontar nuestros vacíos nos lleva al exceso

Sientes vacío y dejas que los excesos controlen tu vida. Cierto exceso, te produce placer, pero te empiezas a sentir aún más vacío y entras en un bucle del que no serás capaz de salir hasta que te enfrentes a ese problema que te está causando el vacío. Si no eres capaz de enfrentarte a tus problemas, te harás cada vez más propenso a llevar conductas excesivas.

Para detectar si estás cayendo en un exceso, puedes fijarte en ciertas señales como nerviosismo, miedo, falta de motivación, evitar ciertas actividades y situaciones, etc.

El problema puede ser que sientas que todo es una necesidad y, tras tus necesidades, están todos esos vacíos y, tras tus vacíos, aparecen tus excesos. No pasa nada si tienes una necesidad, pero siempre y cuando sea moderada, de lo contrario, se convierte en uno de tus peores enemigos.

Hay que ser valiente para reconocer lo que nos falta

Si te conoces en profundidad, entonces eres capaz de luchar y vencer tus vacíos. Si no te conoces a ti mismo, puedes experimentar esa sensación de vacío pues, en cierto modo, sientes añoranza de esa persona que hace tiempo eras.

El tiempo ha pasado, eres diferente, sabes que no eres la persona que eras, pero no sabes quién eres ahora, entonces te invade una sensación de tristeza que no eres capaz de entender… Si esto te pasa, actúa. Planta cara a esa situación, se valiente y admite que, algo en tu vida no va bien.

Si eres capaz de reconocer que te falta algo, empezarás a hacer una introspección que te llevará a entender cuáles son tus necesidades emocionales. Se valiente, reconoce que, tu vida, no se parece en nada a la vida que esperabas tener.

Si eres capaz de mirarte al espejo sin apartar la mirada, viéndote tal y como eres, dedicándote palabras bonitas y una sonrisa, podrás aceptarte. Habrás dado el primer paso, para sentirte completo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies