Un día nuevo, estrenamos misericordia de Dios y sus promesas nos siguen a través de su Palabra

Salmos 37

Usted y yo fuimos creados por Dios, desde ese instante podemos llamarle padre, asi que nuestro padre celestial en su infinita misericordia nos ha hecho muchas promesas, y él está dispuesto a cumplirla en todo alquel que permanece fiel y obedece su palabra.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies