Un estudio reveló que tu bebé usa estrategias para hacerte sonreír y, de esa forma, demostrarte su amor

Un estudio reveló que tu bebé usa estrategias para hacerte sonreír y, de esa forma, demostrarte su amor

Tu bebé usa estrategias para hacerte sonreír y, de esa forma, demostrarte su amor

Pocas cosas en la vida brindan tanta comodidad como percibir a un hijo sonriéndonos por primera vez. Se nos enchina la piel y corremos a reconocer una cabina para inmortalizar el instante, rogando que vuelva a realizar el tic. Y sí, luego de un rato, ¡lo repite! Pareciera que comprende perfectamente que queremos que nos ilumine con su carita feliz. Y lo curioso de este asunto es que, según un ensayo de la Universidad de California en San Diego, los bebés les sonríen a sus madres conscientemente, ya que esperan que ellas les devuelvan el tic.

Las conductas que se evaluaron

En el estudio participaron 13 bebés entre 4 y 17 semanas y sus madres. Se analizaron conductas basadas en 4 objetivos, con el fin de descubrir qué se producía con las sonrisas simultáneas entre madre e hijo, las sonrisas de la madre y la seriedad del bebé, las sonrisas del bebé y la seriedad de la madre y la seriedad de ambos. Para medir todo se utilizaron técnicas empleadas en robótica, psicología y ciencias computacionales.

Sonreír intencionalmente

Los bebés presentaron comportamientos específicos para sonreír. Es decir, no cualquier conducta de la madre lograba que ellos respondieran. En los momentos en los que se obtuvieron los resultados deseados, es decir, que ellos les sonrieran de regreso a sus mamás, fueron cuando ellas les sonreían especialmente a ellos.

El tiempo de respuesta es fundamental

Lo contrario sucedía cuando las madres ya se encontraban sonriendo y volteaban a ver a sus bebés, ya que ellos no les regresaban el gesto. Esto se debe a que los bebés toman en cuenta los tiempos de las sonrisas, tal como los comediantes lo hacen para que sus chistes tengan un mayor efecto en la audiencia. Es decir: deben ser espontáneas y exclusivamente dirigidas a ellos.

La importancia de los juegos

Los científicos que participaron en esta investigación aseguraron que los juegos son indispensables para que los bebés sonrían. En otro estudio ya se comprobó que los niños aprenden por imitación. Su percepción es muy aguda a temprana edad, y todo lo que se haga con ellos despierta una respuesta neurológica, por lo que, si ven que sus mamás están felices con ellos, las imitarán.

Muestra pequeña, pero contundente

Los autores del estudio coinciden en que, a pesar de que la muestra analizada fue muy pequeña, los resultados fueron contundentes. Destacaron que se sentaron las bases de interacción entre los bebés y sus padres, algo que anteriormente no había sido explorado, y que demuestra que los niños se comunican desde muy pequeños con los demás y que aprenden todo lo que se les enseña.

En continuo aprendizaje

Los cerebros de los bebés tienen patrones de activación específicos cuando un adulto realiza una tarea concreta con alguna parte de su cuerpo. Por ejemplo, si utilizan su mano para tomar un juguete, ellos lo harán en consecuencia. Es por esto que, al ver que sus mamás les sonríen, ellos lo hacen también.

Avatar

chao1989

Loading Facebook Comments ...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies