;

Un niño con Síndrome de Down ve a su hermano por primera vez en el hospital y conmueve a todos

Tener hermanos es sin duda uno de los mejores regalos que te pueden dar tus padres porque su amor es incondicional.

Con un hermano aprendes a amar, a compartir, a discutir y a enfadarte hasta lo más profundo, pero sabes que tarde o temprano las riñas se terminan y pronto vuelve la calma.

Por suerte, tengo una hermana a la que quiero con locura, a veces creo que incluso demasiado.

Porque si no fuera mi hermana, creo que no sería ni mi amiga 😉 Yo soy la pequeña y no he podido vivir el mágico momento

¡Mira Esto!  Ella asegura tener 2 años mientras su pareja le cambia el pañal y le da un biberón

¡Esto puede interesarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *