“Vendí mi cabello por 2 dólares para poder alimentar a mis hijos”

“Vendí mi cabello por 2 dólares para poder alimentar a mis hijos”

El día que Prema Selvam vendió su cabello por US$2 para alimentar a sus hijos pequeños fue el peor de su vida.

Después de que su esposo se suicidara, Prema Selvam se vio en problemas y ante la impotencia de no poder alimentar a sus hijos, vendió lo único de valor que le quedaba: “su cabellera”

Pero después de vender su cabello, se enfrentó a la perspectiva de no tener nada más de valor, ninguna forma de pagar a los acreedores que le exigían dinero y sin comida.

Lo que aconteció después ha inspirado a gente de toda India.

Asfixiada en deudas

Antes que muriera su marido, Prema y su esposo tenían  un horno de ladrillos en el estado de Tamil Nadu, en el sur de India, ganando en conjunto lo suficiente para mantener a su  familia. Pero ellos ambicionaban más.

Su esposo solicitó un crédito para hacer su propio horno de ladrillos, pero no funciono. En su  desesperación del fracaso el año pasado, se suicidó.

Toda la presión cayó en Prema, no solo por ganar suficiente dinero para alimentos, vestido y vivienda para ella y sus tres hijos, sino también para pagar lo que debían a causa de que el negocio no funcionó.

Por un período, se las arregló, se llevaba a sus dos hijos más pequeños a trabajar con ella.

“Cuando voy a trabajar gano US$2,80 al día, lo cual es suficiente para nuestra familia”.

Pero la señora se enfermó, lo que representaba que no podía ganar tanto.

“No podía cargar muchos ladrillos. Me quedé en casa la mayor parte del tiempo debido a la fiebre”.

¡Mira Esto!  3 Remedios caseros para la caída de cabello

Estuvo enferma durante tres meses. Al final de ese tiempo, las facturas se habían acumulado.

“Mi hijo Kaliyappan, de 7 años, volvió de la escuela y me pidió comida”, recuerda. “Entonces comenzó a llorar debido al hambre“.

Prema no tenía propiedades, objetos de valor ni utensilios de cocina que pudieran ser cambiados por efectivo.

“Me acordé de una tienda que solía comprar cabello”, cuenta Prema, y pensó seguidamente en su cabellera.

India es uno de los principales exportadores mundiales de cabello humano, que se vende en todo el mundo para hacer extensiones

“Fui allí y vendí toda mi cabellera por U$2”.

“Tengo tres paquetes de arroz cocido para mis tres hijos.

El respiro solo era temporal: Prema sabía que no tenía más expectativas y sus pensamientos comenzaron a ser más radicales.

Fue a una tienda donde esperaba encontrar algo para acabar con su vida. Pero, al ver su estado de angustia y darse cuenta de su plan, el comerciante se negó a venderle nada.

Solo unos días después, la ayuda que tan desesperadamente necesitaba apareció de la nada.

Bala Murugan se enteró de la situación de Prema a través de un amigo que tenía un horno de ladrillos. Le llamó la atención: su lucha le recordó los peores momentos vividos por su propia familia.

Bala sabe bien cómo la pobreza puede llevar a la gente a la desesperación: a la edad de 10 años, su familia se quedó sin comida. Su madre vendía sus libros y periódicos viejos al peso para comprar arroz.

Pero gracias a la generosidad de su comunidad, ahora puede ver una salida del ciclo de pobreza en el que ha estado atrapada. Mientras tanto, Bala Murugan ha asegurado a la familia su continuo apoyo.

¡Mira Esto!  Cuántos sapos debes besar antes de encontrar al príncipe azul

 “Ahora me doy cuenta de que el suicidio fue una decisión equivocada”, dice ella. “Estoy segura de que pagaré el resto del préstamo”.

 

 

isaaxo

isaaxo

Soy una persona muy activa, me encanta buscar noticias que interesan, y las cuento con mucha dedicación.
Loading Facebook Comments ...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies